Logo SEPI

Acción por el clima

LA META DE NAVANTIA

Compromiso para mitigar la contribución al cambio climático reduciendo las emisiones de carbono de las operaciones.

OBJETIVOS

Reducir la huella de carbono un 10% hasta 2022 (GEI Toneladas de CO2 equivalentes).

Lanzamiento de proyectos de I+D+i para reducir las emisiones de GEI de los productos.

Servicios de ahorro de combustible.

Incluir en el catálogo de servicios propulsión por LNG e híbridas.

Línea SMART y optimización de consumo eléctrico en los barcos.

Potenciar la línea de negocio de energías renovables.

Formación y sensibilidad ambiental en Navantia para toda la plantilla.

QUÉ ESTAMOS HACIENDO

Navantia cuenta con protocolos y procedimientos específicos para controlar las emisiones de contaminantes químicos a la atmósfera. Incluyen tanto la identificación de los focos emisores como las mediciones a implantar para que, en caso necesario, se pongan en marcha iniciativas preventivas o correctivas que ayuden a mitigar el impacto ambiental de la actividad.

Navantia redujo en 2019 en más del 73% la emisión de gases de efecto invernadero, respecto a 2018

La reducción y compensación de emisiones es uno de los ejes principales del Plan de RSC. En 2019 la compañía recibió un reconocimiento por parte de Iberia por haber neutralizado la huella de carbono producida por sus viajes en avión, a través de un proyecto de reforestación ubicado en Perú y certificado bajo estándar VCS (Verified Carbon Standard). Se trabaja, además, para conseguir que los eventos corporativos sean neutros en carbono. En el mes de noviembre de 2019, el evento organizado para el despliegue del Programa Verne del Plan Estratégico 2018-2022 se convirtió en el primero de la compañía neutro en carbono.

De forma continua, Navantia lleva a cabo acciones de formación relacionadas con cuestiones ambientales para mejorar la concienciación de la plantilla y de las empresas auxiliares que trabajan en sus instalaciones. En 2019 se organizaron cientos de acciones formativas en los diferentes centros geográficos, con más de 2.500 asistentes. Asimismo, cada año se realizan simulacros de emergencia ambiental en los centros de trabajo.

INDICADORES DESTACADOS

13.740 toneladas de CO2 emitidas (2019).

Reducción de las emisiones en más del 73% respecto a 2018.

+100 acciones formativas medioambientales realizadas en diferentes centros geográficos.