Logo SEPI

Paz

Derechos humanos

Navantia considera el respeto de los Derechos Humanos como una de las bases en las que se asienta su idea de negocio responsable.

Como marcos de referencia relacionados con los derechos humanos utiliza el Pacto Mundial, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) alineados con la Agenda 2030 y los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre las empresas y los derechos humanos.

Para alinear los intereses de Navantia con los valores y demandas de la sociedad civil, se establece una base con dos principios básicos:

> Navantia apoya y respeta la protección de los derechos humanos fundamentales, reconocidos internacionalmente, dentro de su ámbito de influencia.

> Navantia se compromete a implementar medidas para prevenir la vulneración de los derechos humanos en su cadena de valor (productiva, de suministro o comercial).

Buen Gobierno

Navantia cuenta con un Modelo de Gobierno Corporativo, establecido conforme a los mejores estándares nacionales e internacionales y se basa en los principios generales de ética, transparencia y responsabilidad.

Este modelo se concreta en el Código de Gobierno Corporativo de Navantia que aprueba el Consejo de Administración.

Ética y Cumplimiento

La conducta ética es un elemento clave para que el éxito de la compañía sea sostenible. Por ello debemos contar con un marco de actuación global orientado a asegurar la adecuación y observancia de todas sus obligaciones, tanto internas como externas y en todos los ámbitos regulatorios. La función de Compliance de la compañía ha contribuido a reforzar la cultura global de cumplimiento y mejorar la identificación, monitorización y apoyo en la gestión de los riesgos de corrupción y soborno, entre otros.

En Navantia hemos formalizado un Modelo integral de Compliance cuyas sinergias aporten eficacia y eficiencia mediante una visión global que permita la priorización de esfuerzos.

COMPLIANCE

Alianzas

Navantia participa en el establecimiento de una gran asociación mundial para el desarrollo sostenible. Esta unión debe surgir de una intensa colaboración, inclusiva e integral, entre el sector público y privado y debe materializarse en acuerdos de movilización de recursos, no solo económicos, sino también materiales, humanos e intelectuales. Empresas, gobiernos, consumidores, tercer sector, trabajadores, inversores y todos aquellos que directa o indirectamente pueden aportar su voluntad y conocimiento están llamados a formar parte de este gran movimiento.

En Navantia queremos ayudar a revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible para ello pensamos que el fomento de la participación de la sociedad y el conocimiento de los Objetivos del Desarrollo Sostenible son las mejores aportaciones que podemos hacer. Alianzas con partes interesadas para la movilización e intercambio de conocimientos, especialización y tecnología (Universidades, Centros Tecnológicos, Asociaciones, Foros,…)